Home

LinkedIn es la red de profesionales por excelencia. Una buena actividad Social Media nos puede reportar beneficios. En otra ocasión hemos hablado de cómo mejorar nuestro perfil en LinkedIn. Esta vez vamos a poner atención en cómo aprovechar nuestros contactos en LinkedIn. Nuestro objetivo será sumar contactos de calidad que nos reporten beneficios en nuestra actividad.

LinkedIn

Los contactos constituyen en LinkedIn una puerta abierta a oportunidades y al aprendizaje común. ¿Cómo podemos sumar contactos a nuestro perfil? Veamos:

  1. Agrega contactos personales: podemos sumar los primeros a través de las personas con las que hemos establecido relación en el pasado, en anteriores trabajos, en anteriores proyectos. ¿Cómo? Mediante nuestra cuenta de Gmail, Yahoo!, Hotmail o Outlook.
  2. Utiliza el buscador de LinkedIn: podemos buscar personas que, por su perfil profesional, nos puedan interesar. En la propia pestaña de búsqueda, también nos deja buscar por empresas, empleos o grupos.
  3. Búsqueda avanzada de LinkedIn: permite delimitar más nuestra tarea. Introducimos unas palabras claves, añadimos un cargo, una empresa o una ubicación por ejemplo, y listo.
  4. Guarda tus búsquedas: quizás una determinada búsqueda te interese repetirla en el futuro. La opción guardar lo permite. Incluso crea alertas para recibir notificaciones cuando se produzcan novedades al respecto. Si no necesitas ya la búsqueda guardada, bórrala.
  5. Mira en los grupos: los grupos de debate en LinkedIn están en constante evolución e intercambio de contenido. Date una vuelta por los más afines a tu sector y curiosea un poco.
  6. Openlink: muchos profesionales con cuentas premium en LinkedIn se suman a esta red interna que permite establecer conexiones entre personas que no se conocen, pero que pueden tener muchas cosas en común, intercambiar conocimientos o establecer relaciones de trabajo.
  7. Céntrate en los contactos de segundo grado: para sumar gente relevante a tu red, busca entre los profesionales con los que tengas el segundo nivel de relación. Los de primer nivel son tus contactos actuales; los de tercer nivel están, de momento, fuera de tu alcance. Los de segundo son los importantes. Si vas sumando, se abren las puertas para contactar con los de tercer nivel, ya que un agregado de segundo grado tiene a su vez sus contactos de primer grado. Y así repetidamente. La clave: selecciona con criterio. Según tus necesidades.
  8. Utiliza el organizador de perfiles: para no enmarañar la actividad con tus contactos, LinkedIn ofrece la posibilidad de organizar los perfiles, es decir, clasificarlos. Sabréis cuando habéis mandado un mensaje, con qué motivo, y si habéis obtenido respuesta.

PD: si te ha gustado el post, no olvides compartirlo en los botones sociales. Muchas gracias por tu visita. Hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s